El consumidor es humano y, por ello, su conducta cambia en relación con los factores intrínsecos y extrínsecos. Los primeros son propios de cada persona que forma parte de nuestros stakeholders, pero los segundos dependen de todo lo que nos rodea en el momento de tomar una decisión: el olor, la sonoridad, el tacto… ¡Y el color!

Tanto es así que, de hecho, la psicología del color se ha convertido en un campo de estudio aplicado de forma constante en el marketing y la comunicación. ¿Te cepillarías los dientes con un dentífrico de color negro? ¿Comprarías agua embotellada cuyo cristal sea marrón?

¿Por qué es fundamental?

Según un estudio de Kissmetrics, “entre el 62% y el 90% de la información que recibimos en los primeros 90 segundos tras ver a una persona o a un objeto se refiere al color”. Y además, según las teorías que ha desarrollado el neuromarketing, los colores nos condicionan e, incluso, nos estimulan y nos provocan emociones.

Los colores en el establecimiento comercial

Pero vayamos un paso más allá. No solamente importa que sea cierto que el color nos influye, sino que es fundamental saber hasta qué punto lo hace. Para ello, un dato: el 52% de los compradores no regresará a un establecimiento si no le gusta su estética.

Y vayamos aún un poco más lejos:

  • El 93% de las decisiones de compra están basadas en la apariencia.
  • El 84,7% de los consumidores reconocen que el color es la razón principal por la que compran un producto.

Para ser más consistentes en el análisis de estos datos y su repercusión, os recomendamos leer Vínculos: el punto de venta o Seducción con los 5 sentidos.

092016-23-psicologia-del-color-graphic-esp

Su aporte a la comunicación de marca

El color no solamente influye en la decisión de compra, sino también en lo que los usuarios perciben del mensaje que las marcas envían. En este sentido, la publicidad en color recibe hasta un 42% más de atención que la que se ha realizado en blanco y negro.

Y, una vez han recibido el mismo mensaje en blanco y negro y en color, ¿qué diferencia hay? El objetivo no es solamente que el usuario lea el mensaje, sino que lo comprenda y lo aprenda. En este sentido, los estudios arrojan luz verde sobre los mensajes en color también en estas materias. Tanto es así que, de hecho, se estima que los commercials en color mejoran la comprensión en un 73% y la lectura en un 40% en relación con los que solamente usan el blanco y negro.