El display es, a diferencia de los productos que fabricamos para escaparates, un soporte publicitario de medidas más reducidas.

Se trata de una herramienta publicitaria concebida para posicionar la marca en los pequeños comercios. Por su tamaño más reducido que otros soportes de P.L.V. (Publicidad en el Lugar de Venta), tiene la función principal de aumentar la presencia de la marca y mejorar su posicionamiento.

Todo forma parte de la experiencia del consumidor. El packaging no es sólo un elemento que protege nuestros productos: es, sobre todo, parte de la experiencia del consumidor, un elemento más de nuestra marca, de nuestra filosofía y un espacio en el que informar al cliente.

Nuestro conocimiento del sector nos permite ofrecer al cliente los diseños mejor adaptados a sus necesidades y a las tendencias actuales según el público objetivo al que se dirija el producto en cuestión. Con un packaging adecuado, mejoramos la percepción de la marca por parte del cliente y, junto con su satisfacción por el producto, es un elemento muy importante para conseguir su fidelización.

En el sector del marketing y la comunicación no hay nada tan trascendente como la primera impresión. En los establecimientos comerciales disponer de un escaparate seductor es clave para atraer visitas al interior. Por eso, los escaparates permiten aumentar el número de visitantes y, proporcionalmente, el volumen de ventas.

Los expositores de sobremesa y los floorstands se diferencian por el espacio que ocupan en el punto de venta. Mientras los floorstands se encuentran sobre el suelo en una zona de paso, los expositores de sobremesa habitualmente se sitúan encima de los mostradores o cajas. En este sentido, los expositores de sobremesa son recomendables para productos de tamaño pequeño, de compra impulsiva y coste reducido.

Mientras que los expositores de sobremesa habitualmente son de un tamaño mucho más reducido y se encuentran en las cajas o mostradores, los expositores de pie o floorstands tienen una presencia mucho más notable y, además, ocupan un lugar protagonista del establecimiento comercial.

Este producto publicitario, el floorstand, es especialmente efectivo en promociones o acciones de corta duración. Además, es posible desarrollar propuestas ingeniosas dado que no tiene una gran limitación de espacio, como sí sucede con el expositor de sobremesa.

Para poder satisfacer las necesidades de nuestros clientes cuando se trata de tiradas cortas, hemos ampliado nuestro parque de maquinaria con la adquisición de dos máquinas de impresión digital. Gracias a este nuevo departamento trabajamos, también, a pequeña escala.

Las impresoras digitales que hemos incorporado a Multigraf ofrecen acabados impecables y, además, nos permiten dar cobertura a eventos pequeños, como ceremonias o presentaciones de producto.